Reflexiones sobre la evolucion de la cosmética

A lo largo de la historia de la humanidad, la elaboración de jabones y de otros productos de cosmética  y limpieza siempre ha sido "natural". Los elementos mayoritarios (agua y grasas) procedian del entorno mas cercano,  utlilizadose exclusivamente aceites vegetales procedentes de semillas, flores u hojas de plantas locales y/o aceites y mantecas animales (en España principalmente matenca de cerdo procedente de la matanza). Se conocian y aplicaban las propiedades de productos como la leche, la miel o las arcillas. Se usaban las cenizas y las plantas con capacidad jabonosas para la limpieza.

Los ciclos naturales se respetaban; aprovechando de cada planta y/o animal todos los elementos que este pudiera propocionar y las mujeres se aseguraban de que, para años venideros y siguientes generaciones, tanto los conocimientos como las materias primas siguieran presentes.

De este modo la producción de elementos de uso cotidiano, como los cosméticos y jabones, siempre ha sido sostenible en el tiempo. Las materias primas se obtenian de la simbiosis de hombre y la naturaleza y el proceso de producción y extracción de materias primas no dañaba el medio ambiente.

Sin embargo, fundamentalmente desde los años 50-60, el uso de estos aceites/mantecas se ha visto sustituido, en la cosmética industrial, por aceites minerales derivados del petroleo . Estos aceites son un subproducto del refinado del petroleo (Parafinum,Vaselina, Silicona, Petrolatum), son mucho mas baratos y, en muchos casos, son el componente princial (o el único) de aceites de baño, balsamos labiales y todo tipo de cremas (desde las mas caras a las mas baratas).
Estos aceites y compuestos químicos utilizados en la cosmética industrial proceden, como todos sabemos,  de un recurso natural NO renovable, de unos métodos extractivos altamente contaminates que se llevan a cabo generalmente en paises que están muy lejos del ambito local, incluso nacional. La industria petrolera produce un muy elevado impacto ambiental sobre el planeta, contamina las aguas (es el princial contaminante oceánico) y favorece el cambio climatico.

Ahora bien, independientemente del efecto de estos aceites minerales sobre nuestra piel y organismo y de los efectos de la industria petrolera sobre nuestro planeta, hemos de plantearnos una importante pregunta: ¿cuanto tiempo queda antes del agotamiento de las reservas de crudo?¿cuanto tiempo nos  queda de barra libre de energía, de productos baratos derivados del petroleo y de un transporte y distrubución de muy bajo coste y a nivel mundial?

No hay consenso respecto a  la respuesta a esta pregunta. La Agencia Internacional de la Energia reconoció en el  2010 que el pico de extraccion convencional mundial se había alcanzado en el 2006, pero cuando será el cenit de consumo es algo más dificil de precidir aunque parece que hay una cierta conformidad en que se producirá entre el 2015-2035.
Sí., has leido bien, entre el 2015 y 2035. ¡¡¡Y estamos en el 2013!!! Pues sí. Estamos en el punto de inflexion, en un punto en el que las cosas van a cambiar. Un punto en el que debemos replantearnos los procesos productivos de principio a fin, en el que nosotros como consumidores finales tenemos mucho que decidir. 
¿Por qué utilizar productos cosméticos y de limpieza cuyos ingredientes proceden de fuentes no renovables, contamiantes, genererados a miles de kilómetros y que no son plenamente compatibles con nuestro cuerpo? 
¿Por qué no utlizar productos cosméticos y de limpieza elaborados con ingredientes naturales, renovables, biodegradables, locales? ¿por qué no elaboralos nosotros mismos reduciendo el coste sobre nuestro bolsillo, sobre el planeta, reutilizando envases, reciclando aceites usados,etc? ¿por qué no comprarlos a artesanos locales, si no los queremos/sabemos hacer nosotros, y fomentar la economia de la zona en la que vivimos?
El sistema actual, económico y político, no perimite cuando menos que esta trasnsición sea facil. Sin embargo, la realidad de un planeta finito hace que este cambio sea un requisito sine qua non.  Como se va a equilibrar esta balanza en los próximos años es algo que está por ver. Pero del papel que jugemos los ciudadados-consumidores va a depender, y mucho, hacia donde se incline esta balanza. 





3 comentarios:

  1. Gracias Sara, ¡muy buena la reflexión! La verdad es que estoy completamente de acuerdo contigo.

    Aunque es verdad que la "modernidad" nos aporta muchiiiiísimas cosas buenas y nos ha facilitado muchísimo la vida, nos ha hecho olvidar muchas cosas importantes. La sabiduría popular tiene acumulada un saber y una experiencia inmensa sobre el aprovechamiento de los recursos disponibles y de cómo hacerlo de manera sostenible, y sobre la importancia del respeto de los ciclos naturales y el amor a la madre tierra. Creo que es una gran idea tratar de recuperar ese conocimiento y adaptarlo a los nuevos tiempos y circunstancias.

    ¡Sigue iluminándonos, Sara!

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias. Afortunadamente la era de la informacion en la que vivimos nos permite acercarnos, de forma relativamente facil, a casi cualquier tema que nos interese.
    Recuperar los conocimientos y usos de las plantas, por ejemplo, y aplicarlos en parelelo a los concimientos modernos (quimicos y fisicos), nos permite un amplisimo campo para crear nuestros propios cosmeticos.
    Trataré de incluir en el blogg, todo lo que yo vaya recopilando.

    ResponderEliminar